Sueño al volante, peligro constante.

Te vas de viaje, la noche pasada llenaste el coche de maletas y hoy te despiertas a las cuatro y media de la mañana para viajar tranquilo. ¡Arrancas! y Aún no ha amanecido, pero no te importa circular de noche. El sol saldrá en poco tiempo. Eres un ciudadano ejemplar y harás una parada en un par de horas para desayunar y descansar. Pero…“Vaya… son las seis y media y no hay nada abierto. Un poco más… Las siete. Sigue sin abrir nada y empieza a verse el sol. Otro poquito de viaje…” – Parpadeas y bostezas.

¡PELIGRO! Es altamente recomendable no conducir entre las dos y seis de la madrugada y la una y las cuatro de la tarde. Son las peores horas para conducir, debido a que nos relajamos, esto hace que al cuerpo le invada la somnolencia y el riesgo de accidentes se multiplica ¿Hasta cuánto? Hasta convertirse en la cuarta causa de mortalidad en las carreteras españolas. Está relacionada entre un 20-30% con los accidentes de tráfico.
Lo importante no es llegar antes, sino llegar bien
Un estudio realizado con conductores indica que el descanso y la ingesta de café mejora el tiempo de reacción al volante, se pisan menos líneas de la carretera y baja la sensación de somnolencia. Un conductor fatigado toma decisiones incorrectas. Si descansa y toma café su tiempo de reacción será un 7,7% más rápido.
Como tu  corredor de seguros, te aconsejo que grabes el teléfono de asistencia en tu móvil para que estés bien preparado ante cualquier imprevisto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.